sábado, 28 de mayo de 2011

El Hombre que no quería ser santo


Cuando el joven Giuseppe Diesa (Maximilian Schell) es enviado a trabajar a un monasterio del siglo XVII en Italia - sus padres creían que tenía problemas mentales - sorprende a un obispo local por su increíble relación con los animales del establo. Convencido de sus méritos, ordena a sus superiores del monasterio una educación religiosa tradicional, con resultados milagrosos. Filme basado en la vida de San José de Cupertino