domingo, 11 de septiembre de 2011

Comienza de las Catequesis en Jesús Maestro


" Jesús mismo se llama maestroen ocasiones particulares y significativas: vosotros me llamais Maestro y Señor, y decís bien, porque de verdad lo soy; y proclama la singularidad, el carácter único de su condición de Maestro: uno sólo es vuestro Maestro"

Comienza el nuevo curso y con ello se reanudan las catequesis pero,antes de anunciaros la convocatoria es preciso, aunque sea brevemente , dirigirse a los actores que van a tomar parte en el proceso catequetico. Comenzaremos en primer lugar por los Catequistas y que mejor forma de hacerlo que con unas palabras de Benedicto XVI:

..."En el Bautista encontráis hoy los rasgos fundamentales de vuestro servicio eclesial. Al confrontaros con él, os sentís animados a realizar una verificación de la misión que la Iglesia os confía. ¿Quién es Juan Bautista? Es, ante todo, un creyente comprometido personalmente en un exigente camino espiritual, fundado en la escucha atenta y constante de la palabra de salvación. Además, testimonia un estilo de vida desprendido y pobre; demuestra gran valentía al proclamar a todos la voluntad de Dios, hasta sus últimas consecuencias. No cede a la tentación fácil de desempeñar un papel destacado, sino que, con humildad, se abaja a sí mismo para enaltecer a Jesús.
Como Juan Bautista, también el catequista está llamado a indicar en Jesús al Mesías esperado, al Cristo. Tiene como misión invitar a fijar la mirada en Jesús y a seguirlo, porque sólo él es el Maestro, el Señor, el Salvador. Como el Precursor, el catequista no debe enaltecerse a sí mismo, sino a Cristo. Todo está orientado a él: a su venida, a su presencia y a su misterio".

Despues a los padres,y lo haremos con palabras del Concilio Vaticano II:

El Concilio Vaticano II, al hablar de la misión educativa de la familia, llama a ésta «iglesia doméstica» (Lumen Gentium, 11) donde cada uno recibe y da, y reconoce que los padres son los principales y primeros transmisores de la experiencia de la fe. En 1971, en el Directorium Catechisticum Generale (n. 78), se afirma que: «se debe fomentar la adecuada intervención de los padres cristianos ayudados por una formación apropiada que hay que darles (...) pues la Iglesia se construye cuando los padres reciben ayuda para cumplir rectamente su misión». Juan Pablo II en su encíclica Redemptor Hominis (n. 19), afirma que la forma fundamental de catequesis es la catequesis familiar, es decir, la catequesis de los padres a sus propios hijos.

Y finalmente para los niños y niñas, recordamos aquella ocasión en la que el papa entabló un diálogo, una catequesis, con los niños. Uno de ellos le preguntó a Benedicto XVI:

-- "¿Qué recuerdos tienes del día de tu primera comunión?
-- En el centro de mis recuerdos se halla este pensamiento: Jesús entraba en mi corazón. Y, junto con Jesús, Dios mismo estaba conmigo. Y que era un don de amor que valía mucho más que todo lo que se podía recibir en la vida. Comprendí que comenzaba una nueva etapa en mi vida".

Y sin más pasamos a convocaros en las siguientes féchas y horarios:

Día 18 a las 12:00 1ª Reunión con padres de los niños y niñas de Primer Curso de Catequésis.

Día 28 a las !7:30 1ª Reunión con padres de los niños y niñas de Segundo Curso de Catequésis.

Día 02 de Octubre COMIENZO DE LAS CATEQUÉSIS

“Mira que
estoy a la puerta.
..


Si alguno oye mi voz
y abre la puerta,
entraré a su casa…
(Ap 3,20)."