lunes, 28 de diciembre de 2015

Navidad 2015: Belen Parroquial



Dice la historia que San Francisco de Asís tras su peregrinación a los Santos Lugares celebró la Eucaristía en la Nochebuena de 1233 en Greccio donde preparó una representación de un pesebre con una mula y un buey, considerándose desde entonces esta representación como el origen del belenismo.
    Desde entonces, la idea se fue extendiendo por toda Europa gracias a los seguidores de la orden franciscana y de las clarisas, las religiosas más comprometidas con la doctrina de San Francisco de Asís.
    Hasta el siglo XV sólo se representaba el nacimiento del Niño Jesús en el pesebre, pero a partir de entonces comenzó a conocerse la iconografía completa del belén, y aparece por primera vez completo en la Catedral de Sevilla, en el siglo XVI.  El momento de mayor esplendor se produce en el siglo XVIII, especialmente en Nápoles.
    En España, fue el rey Carlos III  el que popularizó los belenes entre los nobles, e incluso lo extendió a los países suramericanos que pertenecían al imperio español, donde poco a poco se fue popularizando.