sábado, 1 de octubre de 2016

COMIENZA UN NUEVO CURSO ¡¡¡SUBAMOS AL TABOR !!!


"Misterio de luz por excelencia es la Transfiguración, que según la tradición tuvo lugar en el monte Tabor. La gloria de la divinidad resplandece en el rostro de Cristo, mientras el Padre lo acredita ante los apóstoles extasiados para que lo "escuchen" y se dispongan a vivir con Él el momento doloroso de la Pasión, a fin de llegar con Él a la alegría de la Resurrección y a una vida transfigurada por el Espíritu Santo".

Paz y bien

Ya estamos en Octubre, hoy en el Colegio Santo Domingo de Silos ha tenido lugar el Encuentro Diocesano de Pastoral  bajo el lema "id y anunciad el Evangelio"(Mc 16,15). Este encuentro supone el banderazo de salida de un nuevo curso, aunque en las parroquias ya han dado comienzo las catequesis y actividades pastorales. 

En nuestra parroquia tendremos ese comienzo el próximo sábado 15 de octubre a las 12:00 con el Consejo Parroquial y como no podía ser de otro modo , nuestra tradicional paella.

El lunes día siete retomamos el horario de misas de invierno , pinchando en el enlace podéis verlo, aunque la misa de 09:00 queda en suspenso hasta nuevo aviso.

El lunes día tres , tendremos en la misa de las 19:00 (siete de la tarde) el transito de San Francisco.
El dia cuatro, será la festividad de San Francisco, aunque la parroquia , como es tradicional, la celebrara el domingo, presidiendo la eucaristía un padre dominico.

Cada Jueves a las 18:00 (seis de la tarde) tendremos la hora santa con exposición del Santísimo.

Los terceros viernes de cada mes , a las 21:00 (nueve de la noche) la Oración ante el Cristo de San Damian con San Francisco y Santa Clara.

Caritas parroquial continua con su trabajo, incansable en el servicio a los demás, pero hacen falta manos, voluntarios que colaboren en este misericordioso servicio y, que mejor momento que este año en el que el Santo Padre ha proclamado como año de la misericordia.

Queridos hermanos y hermanas, vivamos en la tierra pero con la mirada y el corazón en el cielo, que este nuevo curso nos impulse cada día a subir al Tabor , a transfigurar nuestras vidas en un servicio a los hermanos y que al acabar nuestra jornada, nuestro rostro resplandezca como el de Jesús en el Tabor y, como los apóstoles que lo acompañaban, podamos decir "Que bien que se está aquí".