sábado, 24 de diciembre de 2016

Mensaje de Navidad de Fr,Joan Jordi Escrivá



Estimados hermanos: Paz y Bien.
El acontecimiento del nacimiento de cualquier niño siempre es motivo de alegría en cualquier familia.
Un niño recien nacido siempre es signo de pequeñez, debilidad y a la vez nos trae ternura, amor, dulzura.
También los cristianos nos alegramos del Nacimiento del Niño Dios, Pues Él nos trae la ternura y El Amor de Nuestro Padre Dios que nos ha envuelto con su gracia y su compasión.
Al celebrar estos días la Navidad del Señor Jesús nos dejemos envolver de su amor.
Estos días en nuestras Asambleas Litúrgicas  Celebrativas resonara con frecuencia estas palabras del apóstol San Juan, "La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros"
San Francisco nos recuerda en su segunda carta a los fieles que "El Altísimo Padre anunció desde el cielo por medio de su santo Ángel Gabriel esta Palabra del Padre tan digna, tan santa y gloriosa, en el seno de la santa y gloriosa virgen María recibió la verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad"
Que el mensaje de alegría que el Ángel anunció a los pastores nos llenen de gozo y esperanza a todos.
Que el Niño Dios bendiga a nuestras familias, en especial a las más desfavoridas
Os deseo a todos una Santa y Feliz Navidad a todos.