sábado, 17 de octubre de 2020

XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

 

Lecturas XXIX Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A 
18 de octubre de 2020

 

  PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de Isaías 45, 1. 4-6

Así dice el Señor a su Ungido, a Ciro,
a quien lleva de la mano:

«Doblegaré ante él las naciones,
desceñiré las cinturas de los reyes,
abriré ante él las puertas,
los batientes no se le cerrarán.

Por mi siervo Jacob,
por mi escogido Israel,
te llamé por tu nombre, te di un título,
aunque no me conocías.

Yo soy el Señor y no hay otro;
fuera de mí, no hay dios.

Te pongo la insignia,
aunque no me conoces,
para que sepan de Oriente a Occidente
que no hay otro fuera de mí.

Yo soy el Señor, y no hay otro».

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 95

R. Aclamad la gloria y el poder del Señor.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra.
Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones. R.

Porque es grande el Señor, y muy digno de alabanza,
más temible que todos los dioses.
Pues los dioses de los gentiles son apariencia,
mientras que el Señor ha hecho el cielo. R.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor,
entrad en sus atrios trayéndole ofrendas. R.

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado,
tiemble en su presencia la tierra toda;
decid a los pueblos: «El Señor es rey,
él gobierna a los pueblos rectamente». R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses 1, 1-5b





Pablo, Silvano y Timoteo a la Iglesia de los tesalonicenses, en Dios Padre y en el Señor Jesucristo. A vosotros, gracia y paz.

Siempre damos gracias a Dios por todos vosotros y os tenemos presentes en nuestras oraciones.

Ante Dios, nuestro Padre, recordemos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo, nuestro Señor.

Bien sabemos, hermanos amados en Dios, que él os ha elegido y que, cuando se proclamó el Evangelio entre vosotros, no hubo sólo palabras, sino además fuerza del Espíritu Santo y convicción profunda.

Palabra de Dios. 

EVANGELIO

cruzLectura del santo evangelio según san Mateo 22, 15-21





En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:

—«Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?».

Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:

—«Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto».

Le presentaron un denario.

Él les preguntó:

—«¿De quién son esta cara y esta inscripción?».

Le respondieron:

—«Del César».

Entonces les replicó:

—«Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios».

Palabra del Señor. 

sábado, 10 de octubre de 2020

XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

 




Lecturas XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A
11 de octubre de 2020 

 

  PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de Isaías 25, 6-10a

                                                        Lectura del libro de Isaías (25,6-10a): – Minutos De Amor




                                                                                                                            

Aquel día,
el Señor de los ejércitos preparará
para todos los pueblos, en este monte,
un festín de manjares suculentos,
un festín de vinos de solmanjares enjundiosos, vinos generosos.                                   

Y arrancará en este monte
el velo que cubre a todos los pueblos,
el paño que tapa a todas las naciones.                                                  

Aniquilará la muerte para siempre.

El Señor Dios enjugará
las lágrimas de todos los rostros,
y el oprobio de su pueblo
lo alejará de todo el país.
—Lo ha dicho el Señor—.

Aquel día se dirá:

«Aquí está nuestro Dios,
de quien esperábamos que nos salvara;
celebremos y gocemos con su salvación.
La mano del Señor se posará sobre este monte».

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 22

R. Habitaré en la casa del Señor por años sin término.

El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas. R.

Me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan. R.

Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa. R.

Tu bondad y tu misericordia me acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término. R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses 4, 12-14. 19-20

Hermanos:

Sé vivir en pobreza y abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo: la hartura y el hambre, la abundancia y la privación. Todo lo puedo en aquel que me conforta. En todo caso, hicisteis bien en compartir mi tribulación.

En pago, mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia, conforme a su espléndida riqueza en Cristo Jesús.

A Dios, nuestro Padre, la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Palabra de Dios.

 

EVANGELIO

cruzLectura del santo evangelio según san Mateo 22, 1-14


                                                 Jesús pone el ejemplo del banquete de boda (Mateo 22) | La vida de Jesús


En aquel tiempo, de nuevo tomó Jesús la palabra y habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:

—«El reino de los cielos se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados a la boda, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados, encargándoles que les dijeran:

"Tengo preparado el banquete, he matado terneros y reses cebadas, y todo está a punto. Venid a la boda".

Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios; los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos.

El rey montó en cólera, envió sus tropas, que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados:

"La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos, y a todos los que encontréis, convidadlos a la boda".

Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. Cuando el rey entró a saludar a los comensales, reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo:

"Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?"

El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros:

"Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes".

Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos».

Palabra del Señor.

viernes, 9 de octubre de 2020

Normas que deben observarse en la Plaza del Pilar durante los días 8-18 de octubre del presente año 2020

 


 

Teniendo en cuenta la delicada situación en que nos encontramos, la Delegación del Gobierno en Aragón y la Consejería de Sanidad nos ha trasladado la forzosa necesidad de extremar las precauciones durante los días de las Fiestas del Pilar para evitar la propagación de los contagios por el coronavirus.

Por ello, el Cabildo informa, ruega y urge a todos a respetar escrupulosamente estas normas que regirán los días 8 a 18 de octubre del presente año, ambos inclusive:

 

v  Es obligatorio el uso de las mascarillas.

   Zona del Altar Mayor:

v  El aforo total de la zona del Altar Mayor será de 366 personas

v Se ruega encarecidamente ESPACIAR ESCALONADAMENTE LAS VISITAS AL PILAR A LO LARGO DE LOS DÍAS 8 A 18 DE OCTUBRE, EVITANDO CONCENTRARLAS EN EL DÍA 12.-         

-  El acceso a la zona del Altar Mayor para las Misas se hará por la puerta alta de la Plaza.

-  Cuando se cubra el aforo se cerrará el acceso. Aunque el aforo no esté cubierto, a los 25 minutos de dar comienzo la Misa se cerrará también el acceso.

-  Al finalizar las Misas, se saldrá por la puerta alta que da al Paseo Echegaray.

-  Cuando se haya desalojado la zona del Altar Mayor, se dará acceso a los que vengan a participar en la siguiente Misa.

-  El día 12, la fila para acceder a la zona del Altar Mayor será regulada por los cuerpos policiales. Partirá de la puerta alta de la plaza, se prolongará por la calle Florencio Jardiel y retornando a la plaza continuará en dirección a San Juan de los Panetes. SE RUEGA SEGUIR LAS DIRECTRICES DE LA POLICÍA. 

Zona de la Santa Capilla:

- El aforo total de la zona de la Santa Capilla será de 166 personas.

-  La entrada y salida a la zona de la Santa Capilla se hará por la puerta baja de la plaza (la que está junto al Ayuntamiento).

-  Cuando el aforo esté completo se cortará el acceso.

-  El día 12, la fila para acceder a la zona de la Santa Capilla será regulada por los cuerpos policiales. Partirá de la puerta baja de la plaza y se prolongará por la calle Milagro de Calanda. SE RUEGA SEGUIR LAS DIRECTRICES DE LA POLICÍA. 

PEDIMOS LA COLABORACIÓN DE TODOS PARA QUE SE CUMPLAN ESCRUPULOSAMENTE ESTAS DIRECTRICES O LAS QUE, EN CUALQUIER MOMENTO, PUEDAN INDICARNOS LAS AUTORIDADES.

INSISTIMOS: ¡RESPETEN Y CUMPLAN ESTA NORMATIVA!




sábado, 3 de octubre de 2020

XXVII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

                                                                                                                                       

                                                                             


Lecturas XXVII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A
4 de octubre de 2020
 

  PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de Isaías: 5, 1-7

Voy a cantar en nombre de mi amigo un canto de amor a su viña.

Mi amigo tenía una viña en fértil collado.

La entrecavó, la descantó, y plantó buenas cepas; construyó en medio una atalaya y cavó un lagar.

Y esperó que diese uvas, pero dio agrazones.

Pues ahora, habitantes de Jerusalén, hombres de Judá, por favor, sed jueces entre mí y mi viña.

¿Qué más cabía hacer por mi viña que yo no lo haya hecho?

¿Por qué, esperando que diera uvas, dio agrazones?

Pues ahora os diré a vosotros lo que voy a hacer con mi viña: quitar su valla para que sirva de pasto, derruir su tapia para que la pisoteen.

La dejaré arrasada: no la podarán ni la escardarán, crecerán zarzas y cardos; prohibiré a las nubes que lluevan sobre ella.

La viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel; son los hombres de Judá su plantel preferido.

Esperó de ellos derecho, y ahí tenéis: asesinatos; esperó justicia, y ahí tenéis: lamentos.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 79

R. La viña del Señor es la casa de Israel.

Sacaste una vid de Egipto,
expulsaste a los gentiles, y la trasplantaste.
Extendió sus sarmientos hasta el mar,
y sus brotes hasta el Gran Río. R.

¿Por qué has derribado su cerca
para que la saqueen los viandantes,
la pisoteen los jabalíes
y se la coman las alimañas? R.

Dios de los ejércitos, vuélvete:
mira desde el cielo, fíjate,
ven a visitar tu viña,
la cepa que tu diestra plantó,
y que tú hiciste vigorosa. R.

No nos alejaremos de ti:
danos vida, para que invoquemos tu nombre.
Señor, Dios de los ejércitos, restáuranos,
que brille tu rostro y nos salve. R.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses 4, 6-9

                                    Carta del apóstol san Pablo a los Filipenses (4,6-9) - ppt descargar

                                                                                                                   
                                                                                                                                             
                                                                                                                        
       Hermanos:

      Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de                gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Finalmente, hermanos, todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito, tenedlo en cuenta.

Y lo que aprendisteis, recibisteis, oísteis y visteis en mí, ponedlo por obra.

Y el Dios de la paz estará con vosotros.

Palabra de Dios.

EVANGELIO

cruzLectura del santo evangelio según san Mateo 21, 33-43





                                              17 Marzo 2017 Evangelio según San Mateo 21,33 43 45 46 - YouTube
                                                                                                                                                           

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los senadores del pueblo:

—«Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje.

Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon.

Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: "Tendrán respeto a mi hijo".

Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: "Éste es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia".

Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron.

Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?».

Le contestaron:

—«Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempos».

Y Jesús les dice:

—«¿No habéis leído nunca en la Escritura:

"La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.

Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente?".

Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos».

 Palabra del Señor.