lunes, 26 de abril de 2010

Origenes históricos de nuestra parróquia


El 26 de agosto de 1219, Fr. Juan Parente, con Letras Comendaticias del Papa Honorio III, del Cardenal de Ostia y del mismo Seráfico Padre, hizo la primera fundación en España de un convento franciscano, emplazado entre el Ebro y el Huerva, en un lugar denominado "La Isla", del que no queda ningún vestigio, aún en planos de 1800. En este convento se celebró el primer Capítulo de la Provincia de España, por el año 1220, al que asistieron los hermanos Juan de Perusa y Pedro de Saxoferrato, martirizados unos años después en Valencia.
En 1286, de nuevo Fr. Juan Parente, en compañía de los mártires de Marruecos, y del Venerable Fr. Bernardo Vital, funda el segundo convento de Zaragoza, titulado de San Francisco; el gran convento de San Francisco de Zaragoza estaba enclavado en lo que actualmente compone la Plaza de España y el Coso.
Una tercera fundación, en 1447, se debe a los religiosos que envió San Bernardino de Sena, en el llamado Arrabal y que, muy probablemente, estaba situado (salvo error de cien metros) en donde hoy está la reciente fundación. Se llamaba Convento de Nuestra Señora de Jesús, de donde toma denominación el barrio actual.
Parece ser que hubo también otra casa franciscana llamada Colegio de San Diego, en lo que hoy llaman Paseo de la Independencia y que con la desamortización de Mendizabal, en 1835, desapareció.
Después de cien años de ausencia de los franciscanos en Zaragoza, vuelven el 11 de agosto de 1940, desde la Provincia de Aránzazu (antes llamada de Cantabria), fundando una residencia en el Barrio de Jesús, entrada por el Camino del Vado. Constaba de un garaje, destinado a Iglesia, y una granja con huerta, que se habilitó para morada de los religiosos.
En 1952 se traspasa la casa a la Provincia de Valencia y Aragón. Fue nombrado primer guardián el Hno. Gil Sendra Gil.
En 1954 se comienza construir el edificio destinado a escuelas y salón de actos.
En 1963, siendo guardián el Hno David Cervera, se comienzan las obras de reforma y ampliación del Colegio, patios y capilla, con programa para construir en su día la residencia de la fraternidad, en la alineación de la Gran Avenida del Puente del Pilar.
En 1964 se adquiere 6.400 m2 de solar, que se destinan a campos de deporte